De pensar a sentir

En mi vocabulario abundan los “yo pienso” y algunos deberían de ser sustituidos por los “yo siento”. Hay que darse permiso de sentir, aunque se tenga miedo, después de todo… no hay seguridad de nada en esta vida.

Hay cierta confusión de la cuál no hablaré por el momento, sin embargo recalco que debo recordar las experiencias vividas y los errores cometidos, para no volver a caer en ellos.

Dejar la rutina, la pereza y los “no puedo”. Sustituirlos por positivismo y ganas de hacer bien las cosas, porque YO… SI PUEDO.