Co-lo-cho!

Domingo. 4:20 pm. EXPLOSIÓN DE LOCURA.

Ya sé. La locura no es buena, pero a veces siento que “It’s not a hill it’s a mountain, as you start out the climb” pero… también sé que “we’ll gonna make it all the way through the light” y tal parece que hubieran visto este momento de mi vida cuando la escribieron porque “I’ll go crazy if I don’t go crazy tonight”.

Going up and down. Spinning around… ¿Que ganás haciendo las de una abejona? ¡Sólo una pérdida de tiempo!

Tengo taquipsiquia, pero no de la buena. Ojalá esa velocidad me sirviera para el estudio de este fin de semana. So many things, so many situations, so many plans, so many wishes, so many effort. Lo que pasa, no lo puedo ni explicar.

He descubierto que nunca se puede saber la verdad absoluta de todo. Uno decide que creer. Y a quién creerle. Entonces, considero que… si la cosa es así, yo decido creer, lo que yo quiera creer, porque hay que escoger lo que lastima menos al alma. Porque el dolor cuando es por dentro es más fuerte. Pero, hay que ser fuerte, porque ser fuerte significa callar cuando se tienen ganas de gritar.

Yo… yendo sola al país de Nunca-Jamás, y Peter Pan aparece para decirme que para volar necesito los “pensamientos felices”. “Let’s find Neverland together said Peter Pan”. A lo que respondí… con un silencio, porque todavía no sé que contestar a esa petición.

No sé cómo, no sé dónde, no sé cuándo, no sé bajo que condiciones… Pero, não me venha com meios-termos, com mais ou menos ou qualquer coisa. Venha a mim com corpo, alma, vísceras, tripas e falta de ar.

Es fácil decirlo. Aunque por el momento, puedo decir lo que NO quiero, aunque aún no sepa lo que SÍ quiero.

Staring at the sun, at the sky, at the people, or even better, staring at no-where.

No quiero desenredar este colocho. Al menos no TODAVÍA. Tengo una lista de prioridades, debo acatarla.

Anuncios